Silverio Pérez «El Faraón de Texcoco», en la cultura popular mexicana

Silverio Pérez "El Faraón de Texcoco", en la cultura popular mexicana

Sin hacer apología de la tauromaquia, damos un rápido viaje por la vida de Silverio Pérez, uno de los personajes más célebres y representativos de Texcoco

Apodado «El Faraón de Texcoco», Silverio Pérez Gutiérrez nació un 20 de noviembre de 1915 en el pueblo de Pentecostés del municipio de Texcoco, Estado de México.

Hermano del también matador Carmelo Pérez, fue la última gran leyenda de la Época de Oro del toreo mexicano, recibiendo la alternativa por parte de Fermín Espinosa «Armillita» el 6 de noviembre de 1938 en Puebla, teniendo como testigo a Paco Gorráez.

El 11 de diciembre del mismo año en la plaza El Toreo recibe la confirmación de su alternativa por parte de «Armillita» y como testigo tuvo a Fermín Rivera.

Silverio Pérez «El Faraón de Texcoco», en la cultura popular mexicana

Silverio se hace torero tras la muerte de su hermano Carmelo a causa de una neumonía a los 22 años en Madrid, España, producto de una cogida muy grave que le propinara el bravísimo toro «Michín» de San Diego de los Padres el 17 de noviembre de 1929 en la plaza El Toreo de La Condesa de la Ciudad de México.

Hijo pródigo de su natal Texcoco, en donde no solo una calle lleva su nombre sino la plaza de toros y otros símbolos de la ciudad, Silverio Pérez cortó el primer rabo en la historia de la Plaza México en la segunda corrida del serial inaugural al toro «Barba Azul» de Torrecilla.

Se retira el 1 de marzo de 1953 en la monumental Plaza México, toreando reses de Torrecilla sin lucimiento alguno por el mal juego de los astados, y Fermín Espinosa «Armillita», quien quince años atrás le concediera la alternativa, fue el encargado de cortarle la coleta.

Fue tal el impacto de Silverio Pérez en la cultura popular que Agustín Lara le compuso un pasodoble, tras verlo torear el 31 de enero de 1943. Tema que ha sido interpretado por el mismo Lara como por Ramón Vargas, Javier Solis, Pepe Aguilar, Ana Gabriel o Alejandro Fernández.

Fuera del redondel se desempeñó como presidente municipal de Texcoco en más de una ocasión, murió en su casa de Pentecostés el 2 de septiembre de 2006 debido a una neumonía complicada con una insuficiencia renal.

Contenido relacionado

Enrique Ponce es operado con éxito, tras aparatosa cornada

1 Trackback / Pingback

  1. Felipe Ángeles, el general que no traicionó a Madero en la Decena Trágica - PacoZea.com

Opina

Tu email no será publicado .


*