Tras buscar trabajo todo el día, jóvenes agradecen con una oración una comida regalada

Tras buscar trabajo todo el día, jóvenes agradecen con una oración una comida regalada
Tras buscar trabajo todo el día, jóvenes agradecen con una oración una comida regalada

Un par de jóvenes fueron ayudados por un grupo de desconocidos que con una simple comida les devolvieron la esperanza y la fe.

Existe un dicho que popularmente reza que la fe es lo último que muere en una persona, y esta historia es una de esas que te llenan de esperanza y te recuerdan que en el mundo aún se puede encontrar la bondad y la solidaridad entre desconocidos.

A través de se compartió la historia de estos dos jóvenes, quienes salieron a las calles de la CDMX en búsqueda de empleo sin obtener éxito y casi desfalleciendo en su intento, fueron ayudados por un grupo de desconocidos que les devolvieron la esperanza y la fe.

La narración proveniente de un usuario de nombre César 88 Game, quien cuenta que el pasado 9 de octubre, la suerte parecía no estar del lado de un par de jóvenes que salieron a buscar trabajo.

Los buscadores de empleo habían caminado desde las 07:00 horas de la mañana por construcciones, tiendas y comercios para ofrecer sus servicios y así poder llevar alimentos a sus hogares.

Su búsqueda y caminata los llevó a un centro comercial, donde en la zona de comida rápida intentaron conseguir empleo, explicó César locatario de una tienda de autoservicio quien atendió a ambos jóvenes. 

«El viernes llegaron dos muchachos y me preguntaron ¿No están contratando? Yo estaba distraído y sin hacer contacto visual mi respuesta fue fría y directa: ‘No por el momento’.

También podría interesarte: Leyéndole la Biblia, así evitó un policía que una joven se suicidara

Posteriormente señaló que uno de los jóvenes volvió a acercarse a él, con la única finalidad de pedir ayuda. 

«Mire qué pena pero desde las 7am estamos buscando trabajo, hemos ido a construcciones, tiendas y nada. No tenemos dinero para comer y nos morimos de hambre«, describió.

Su declaración conmovió su corazón y el de sus compañeras, por lo que no dudaron en prepararles un platillo para los jóvenes trabajadores; el acto que vino después llenó de lágrimas a los empleados. 

Al alejarse del mostrador del local, los muchachos tomaron asiento frente a frente, cerraron sus ojos y dieron gracias a Dios. 

«Señor, gracias por estos alimentos. Bendícelos y bendice las manos que los prepararon. Danos la oportunidad de poder encontrar trabajo y así mañana poder volver a comer», oraron los jóvenes.

Contenido relacionado

Mujeres rentan grúa para poder ver a su amiga con cáncer en el hospital #VIDEO

NCV

Acerca de PacoZea.com 58035 Articles
Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Be the first to comment

Opina

Tu email no será publicado .


*