05:20:29

Después no lloremos

Cuando estructuraba mentalmente esta columna, pensaba arremeter de forma implacable en contra de nuestra clase política, por su falta de empatía, su falta de propuestas, su ridiculez y su simpleza que raya en la irresponsabilidad.

Digo lo anterior por que en el marco de un país, que pese a los datos discordantes que puedan tener desde Palacio Nacional hasta el último palacio de gobierno estatal y municipal, pasando por congresos locales y cabildos, México está sufriendo una crisis de violencia y de falta de solidaridad impresionante.

No veo un escenario distinto al de otras presidencias, que quedé claro por aquello de los defensores oficiosos del presidente, es la misma crisis tremenda que hemos vivido desde Fox, pasando por la infructuosa lucha contra el crimen organizado de Calderón y que administró pateando el bote Peña Nieto.

Tomando en cuenta el marco de estas elecciones que se han caracterizado por la beligerancia, no solo del ejecutivo federal, sino del enfrentamiento de muchos factores reales del poder, hemos creado la tormenta perfecta que ha sido agudizada por las “benditas redes sociales”, que como en otras ocasiones lo he mencionado, son el escusado en donde “Tirios y Troyanos” excretan sus frustraciones e insultan y juzgan a diestra y siniestra a todo aquel que no piensa como ellos.

Pero en lugar de irme en contra de nuestros lamentables políticos que tiene un nivel intelectual y creativo ridículo, debo de hacer una advertencia a quienes les dan un lugar en el concierto de tomadores de decisiones. Durante mucho tiempo hemos sido, como ciudadanos, una partida de irresponsables funcionales, que encumbramos a una serie de inútiles funcionales, que por un lado exculpan a violadores, que mientan la madre como vehículo para obtener votos, que bailan para tener un espacio en un congreso y que su propuesta más importante es decir “que a las pinches viejas les gusta como las trata como tal en sus conciertos”.

También podría interesarte: El baño de porquería

Lamento mucho por ejemplo, que el monitoreo del INE, ha llevado al equívoco de consignar como una nota negativa en contra de un partido, en mi caso específico una nota que solo describe hechos. Cuando no hay un solo juicio de valor, el mismo linchamiento que el Instituto y su ausente presidente acusa en su contra, con la simplicidad de su monitoreo, lo traslada a los comunicadores y medios. Pero en fin, quizá ellos mismos están dejando de manifiesto su ineficiencia. Muy distinto es una nota negativa que contenga una opinión y por otro lado una nota que, para bien o para mal, contenga información cruda. Supongo que su impoluto monitoreo no hace juicios de valor.

Pero más allá de estas consideraciones, este llamado no es a la clase política, ni al Instituto que se encuentra sin duda bajo ataque político, por aplicar la ley, lo que reconozco. Es a usted ciudadano que va a tener que vivir con las decisiones que por usted y en su nombre tomen los idiotas o preparados políticos que cruce en la boleta. Por eso le pido que no salga como borrego a convalidar a políticos patéticos que lejos de tener preparación e ideas, están atados al mandato de partidos que los convierten en “Tontos útiles”.

El concepto de “tonto útil”,  “poljezny idiot” se ha atribuido por mucho tiempo sin comprobarse a Lenin. Esto ha sido desmentido en 1987, por William Safire, que investigó exhaustivamente y nunca encontró alguna referencia en los discursos y comunicaciones de Lenin. Pero lo que sí es verdad es que este electorado y los partidarios existen en todos los regímenes de todas las tendencias políticas y es aquel que, elector y seguidor, es utilizado para los fines políticos de políticos y partidos que después se burlan de quienes les dan la soberanía de las decisiones.

Por todo lo anterior le quiero pedir que en este ejercicio electoral piense bien que país es el que quiere. En donde y bajo qué premisas quiere que vivan sus hijos y su familia. Después será tarde para que esté lamentándose sino es responsable en el uso de su voto. No hago un juicio de valor sobre si su voto favorecerá a la “4T” o a los conservadores, que es como ahora se divide a la clase política en México. Esa es su decisión soberana, pero sino participa, o no piensa y razona su voto, no venga a llorar y a culpar a todo mundo y a los medios de comunicación de no ser suficientemente duro con el gobierno o de no criticar a la oposición por su irresponsable ejercicio de inutilidad, si es que existe oposición en este país, que no se una pléyades de plañideras sin ideas y con un miedo puntual a que investiguen sus porquerías del pasado. Para que no sea usted y su voto un tonto útil, piense bien por quien va a cruzar la boleta.

En el estribo.- Recibí sendos mensajes de los secretarios del gobierno de Baja California para aclarar su actuar en el uso de energías limpias en el estado. En la próxima entrega voy a hacer una síntesis de los documentos que obran en mi poder al respecto. Y después de eso y si la voluntad prevalece de aclarar, estará este espacio para su argumentación.

Contenido relacionado:

El cerdo y el encubridor

DE COMPRAS


Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes