«Siempre nos quedará París»… Ingrid Bergman, sus películas y escándalos

"Siempre nos quedará París"... Ingrid Bergman y sus películas
"Siempre nos quedará París"... Ingrid Bergman y sus películas

Además de protagonizar Casablanca, Ingrid Bergman dejó huella por uno de los mayores escándalos en la industria del entretenimiento

Considerada uno de los mitos del séptimo arte con tres premios Oscar, cinco Globos de Oro y ser la primera ganadora del Premio Tony como mejor actriz, la sueca Ingrid Bergman es considerada como la cuarta estrella femenina más importante de historia, según una encuesta del American Film Institute.

Acompañando en el olimpo de las diosas del cine a Katharine Hepburn, Bette Davis y Audrey Hepburn, Ingrid Bergman vivió 67 años justos, naciendo y muriendo un 29 de agosto, en los que deslumbró lo mismo en la pantalla grande que en la de televisión o el teatro.

Entre las películas indispensables de Ingrid Bergman, podemos enlistar:

Casablanca (1942)

Obviamente que debemos empezar por la cinta que la llevó a la fama mundial y tal vez a la inmortalidad, interpretando a Ilsa Lund, parisina que junto a su marido llega a la ciudad africana de Casablanca en Marruecos, escapando de la intervención nazi a Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

Dirigida por Michael Curtiz y considerada una de las más grandes películas de nuestros tiempos, nos cuenta el triángulo que se da entre Ilsa Lund, su esposo el líder de la resistencia checa Víctor Laszlo y su viejo amor en París, Rick Blaine. Dueño de un bar en Casablanca y quien termina siendo el mejor aliado de la pareja para conseguir escapar a Estados Unidos o un territorio neutral.

Por quién doblan las campanas (1943)

Película dirigida por Sam Wood basada en la obra homónima de Ernest Hemingway que se desarrolla durante el transcurso de la Guerra Civil española, siendo una gran éxito comercial.

Protagonizada por Gary Cooper como Robert Jordan “El inglés” e Ingrid Bergman, cuenta la historia de un estadounidense experto en demoliciones que apoya a los republicanos con la Brigada Lincoln y en un encargo, conoce a la joven idealista e inocente María, con quien desarrolla una historia de amor a la par del conflicto bélico.

Stromboli (1950)

Filmada en Italia, fue su primer trabajo con Roberto Rossellini, durante el que inició una escandalosa relación personal cuando ambos estaban casados.

Con característica de documental, es considerada como el clásico ejemplo del neorrealismo italiano, y cuenta la historia de Karin, una exiliada lituana que llega a Italia después de escapar de un campo de concentración y se casa con un prisionero de guerra y al llegar al pueblo, se enfrenta con una comunidad muy tradicional y conservadora que la hacen sentirse abatida, con deseos de escapar nuevamente.


Notorious (1946)

Cinta de suspenso dirigida por Alfred Hitchcock, que Ingrid Bergman estelarizó junto con Cary Grant nos cuenta la historia de dos espías que viven un romance durante una operación de trabajo en Brasil, poco después de la Segunda Guerra Mundial, en la que deben vigilar a un grupo que trata de reorganizar el movimiento nazi en el país sudamericano.

Con un beso de dos minutos y medio, en una época en la que lo habitual eran apenas no más de tres segundos, Notorious se quedó en la antesala del escándalo en Hollywood y logró ser la sublimación absoluta del denominado estilo Hitchcock, con varias de sus secuencias.

Anastasia (1956)

Producción británica dirigida por Anatole Litvak en la que Ingrid Bergman interpreta a una mujer con amnesia que se hace pasar por Anastasia, la única heredera del Zar Nicolás II de Rusia y que fue su puerta de acceso para reconciliarse con Hollywood y el puritano Estados Unidos, ganando su segundo Oscar.

En la trama vemos que esta mujer sin memoria que en un principio, cree que no es la verdadera Anastasia, pero por su enorme parecido con la hija del Zar asesinado por los bolcheviques en 1918, un joven general ruso implementa un plan para hacerla pasar anastasia y así tomar posesión de la millonaria herencia. Pero poco a poco, comienza a creer que se trata de la auténtica, siendo la abuela, la única que puede decidir si es ella o no.

Además de ser recordada como la protagonista de Casablanca junto a Humphrey Bogart, Ingrid Bergman dejó huella por uno de los mayores escándalos en la industria del entretenimiento, pasando de representar a la mujer virtuosa a ser señalada como una adúltera tras el romance que entabló con el director Roberto Rossellini; mientras filmaban Stromboli en 1949, estando ella casada con el dentista Petter Lindström y con quien tenía una hija llamada Pia.

El escándalo fue tal que, Ingrid Bergman se enfrentó con la iglesia católica estadounidense y la luterana en Suecia, que llegó a ser declarada persona non grata en Estados Unidos y por eso se refugió por años en el cine italiano y francés.

Contenido relacionado

Sean Connery, el eterno agente secreto

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Salma Hayek, de Teresa a ser la mexicana mejor pagada en Hollywood - PacoZea.com
  2. Las 10 cosas que no sabías de James Dean, a 64 años de su muerte - PacoZea.com
  3. Roberto Rossellini, el director que captaba los sentimientos de sus actores

Opina

Tu email no será publicado .


*