01:47:32

Sumérgete en el mundo de las patinetas

El mundo de las patinetas es más divertido de lo que crees, aquí lo que debes saber para tener “la tabla perfecta”

El mundo de las patinetas puede llegar a ser más fascinante de lo que imaginas. No solo es un juguete y una forma de divertirse, también es una manera mucho más económica y ecológica de transportarse e ir para todos lados e incluso hacer ejercicio.

Las patinetas son ideales para todas las edades, tanto para niños como para adultos. Solamente hay que elegir la tabla adecuada para poder salir a rodar por la ciudad o simplemente para divertirse en el parque un rato.

Echa un vistazo a todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir la tuya. 

¿Cómo elegir la patineta adecuada?

Para iniciar en el mundo del skate hay que tener en claro qué modalidad se quiere practicar ya que de eso dependerá del tamaño de la tabla de la patineta.

Para practicar streetstyle o freestyle, que son las variantes más comunes, se usan tablas más pequeñas que son más fáciles de manejar a la hora de realizar giros o trucos. Pero si se quiere utilizar como medio de transporte lo mejor será una tabla más larga para que brinde mayor estabilidad y seguridad a la hora de ir por las calles.

Además, hay que tener en cuenta ciertas cuestiones cómo el ancho de la tabla. Ya que si el ancho es demasiado grande, se te fuera que hacer demasiada fuerza y hará la experiencia mucho más difícil. Mientras que si la tabla es demasiado pequeña será difícil hacer equilibrio y lograr estabilidad.

La medida estándar que la mayoría de los skaters utilizan es de al menos 7.5″ de ancho, pero la realidad es que todo dependerá de la altura y el peso de cada persona.

A divertirse un rato

Teniendo la patineta adecuada es momento de aprender a andar en ella. No es un proceso fácil y requiere de tiempo y paciencia. 

Para empezar hay que determinar la posición que nos haga sentir más cómodos, puede ser con el pie derecho adelante o atrás. Eso por lo general depende de si se es diestro o zurdo.

Cuando se conoce la posición que se prefiere es momento de colocar los pies en el lugar adecuado. No tienen que estar los dos en el centro porque será imposible hacer equilibrio. El pie que vaya a quedar atrás debe de estar casi en la punta, detrás de las ruedas, y el pie de adelante en el medio o quizás un poco más adelante (eso dependerá de cada uno).

Una vez que se logre la posición adecuada hay que comenzar a practicar el equilibrio. Para esto es necesario tener las rodillas ligeramente flexionadas y comenzar a intentar lograr permanecer arriba de la tabla. 

Va a ser un proceso que seguramente lleve horas y días de práctica. El secreto está en no darse por vencido e intentarlo al menos 15 minutos por día para que el cuerpo se vaya acostumbrando.
 
Poco a poco, con el correr de los días, la técnica y las habilidades irán mejorando hasta comenzar a animarse a ir dando vueltas, a hacer algún truco o alguna pirueta.

¿Es necesario usar protección?

También puede interesarte: Los 7 mejores purificadores de aire para un ambiente limpio

Es importante en todo momento contar con el equipo necesario para estar protegido: casco, rodilleras, muñequeras y coderas. Esto permitirá poder moverse con libertad y sin el riesgo de lastimarse.

Además, si bien el equipo de protección no ayuda a mejorar el equilibrio, si ayuda a sentirse más seguro y por lo tanto a mejorar el desempeño.

Siempre es mejor ser precavido en todo momento, pero sobre todo cuando se empieza. 

Contenido relacionado:

Sillas ergonómicas para trabajar en casa y en la oficina: Las 9 mejores del mercado

DE COMPRAS


Tags: , , ,

Trackback from your site.

SALUD Y BIENESTAR TOTAL


Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes