Fosfo, Fosfo

Las redes sociales pueden volver loca a cualquier persona. Hacer el ridículo voluntaria o involuntariamente, para alcanzar fama y cobrar notoriedad es el pan de todos los días. Quien se ha convertido en una caricatura de sí mismo es el senador Samuel García.

La chiquillada opositora

El proyecto de resolución, sobre la constitucionalidad de la consulta popular, para enjuiciar a los expresidentes, que fue colocado en las redes sociales por la SCJN es simplemente demoledor. No me parece sorprendente, pero si aplastante. Reconozco la calidad y altura  jurídica de Luis Maria Aguilar, pero me parece que en el mismo sentido hubiera proyectado un proyecto de resolución cualquier otro ministro.

La inexistente oposición

Con diversión he atestiguado algunas puntadas de la oposición para pretender atacar al presidente. El impresentable e ininteligible sorteo del avión que no se sorteaba le quedó como anillo al dedo. Algunos políticos subieron a sus redes un mensaje de un supuesto niño gritón de la Lotería Nacional, que afirmaba que no había ninguna esfera de premios en donde cupieran 6 millones de bolitas.

Los derechos humanos y ser mujer

Para entender lo que está sucediendo con la toma de la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), me parece fundamental, entender los antecedentes de la figura del Ombudsman y en este caso de la Ombudsperson, Rosario Piedra Ibarra.

Días aciagos

Una semana compleja la que terminó en materia política. En principio, la disputa por la mesa directiva de la Cámara de Diputados en donde se enfrentaron Dulce María Sauri y Gerardo Fernández Noroña. Finalmente parece que el enfrentamiento acabó por descarrilar el “amor” de Fernández Noroña hacia el compañero presidente. Ya perdida la elección, utilizó el dicho de que: “A los inteligentes el poder los marea pero a los pendejos los vuelve locos”.

Quienes Somos

Somos un equipo amplio de colaboradores y redactores capitaneados por Francisco Zea, que nos enfocamos en traer las noticias que importan, contadas como el lector quiere.

Comentarios Recientes